Cantabria Activa Telf: 630 055 906

Barranquismo Valle del Nansa

Río Sebrando

Barranco de iniciación en el cual podrás disfrutar de pequeños saltos a pozos, rápeles de 8 a 15 metros y algún que otro destrepe. La duración es de 2 horas. La aproximación es de 20 minutos. Apto para todo tipo de clientes y condición física.

Otros barrancos de interés: Los Vaos, Riega de Celis y Tudanca

Más información en la página web barranquismo.net

Oferta 20% de descuento contratando una segunda actividad sobre el precio tarifa de la 2ª actividad.

Reportaje de fotografía en Hd en nuestra página de Facebook gratuito para todas las actividades.

Barranco Rio Sebrando Médium. San Sebastián de Garabandal. Dificultad Media. Duración 3.5 horas. 35€/pax.

Para realizar los barrancos iremos equipados con:

  • Traje de neopreno en 1 o 2 piezas de un grosor de 4-5 mm. Traje derivado de los de submarinismo, rediseñado con refuerzos en las zonas mas vulnerables a los desgastes.
  • Escarpines de neopreno en 3-4 mm. Calcetín realizado en neopreno para mantener los pies calientes en el agua.
  • Casco, arnés de barrancos con culera de refuerzo, mosquetón, ocho y todo el material necesario para el descenso.
  • El único material que aportará el cliente será el calzado deportivo y como condición se necesita saber nadar, o bien notificar la necesidad de utilizar chaleco salvavidas.
  • El guía o monitor llevara el resto de material necesario como mochila, botiquín, cuerdas, comunicación, etc.

Deberemos tener en cuenta nuestro nivel de experiencia y dejarnos asesorar por los expertos. Los barrancos tienen grandes dificultades que pueden aumentar con los caudales del rio. Debemos saber que son zonas de difícil acceso, por lo tanto no es aconsejable realizar la actividad sin compañía y sin expertos. La meteorología es algo muy importante para realizar la actividad, ya que condiciona la misma, pudiendo haber crecidas en el cauce del río, por lo cual el guía tendrá la opción de suspenderla valorando los riesgos.

  • Clase I: muy fácil. Aguas casi planas, muy poco turbulentas con olas pequeñas. Totalmente navegable
  • Clase II. Fácil. Aguas un poco turbulentas con huecos y hoyos de no más de 25 cm, remolinos pequeños sin peligro alguno para un nadador.
  • Clase III. Intermedio. Aguas turbulentas con huecos y olas medianas de no más de 1 m, remolinos de cuidado para un nadador y de alguna consideración para una embarcación. La navegación requiere buena técnica y conocimiento del río. Existen algunos pasos técnicos de atención
  • Clase IV. Difícil. Aguas blancas muy turbulentas pero predecibles. Huecos y olas de hasta dos metros, remolinos considerables para una embarcación. Pueden existir cascadas de consideración. La navegación requiere muy buena técnica y conocimiento del río. Existen pasos estrechos que requieren maniobras técnicas complicadas
  • Clase V. Experto. Aguas blancas peligrosas y turbulentas nada predecibles con olas, huecos y agujeros de más de dos metros. Remolinos, rebufos, saltos y cascadas con mucho peligro. Requiere un grado de técnica experto y muy buen conocimiento del río. Necesidad de maniobras extremadamente técnicas
  • Clase VI. Extremadamente difícil. Se considera muy difícil de navegar, solo kayakistas expertos. Peligro de accidentes extremos.

Todo río rápido no tiene una misma clase en toda su extensión, sino que posee una sucesión de tramos de distintas clases. Un río o un tramo del mismo se consideran de la misma clase que su rápido más difícil. La mayor parte de la actividad en descenso de ríos se realiza en las clases III y IV, quedando las clases II e inferiores en la categoría de navegación general en la que otras embarcaciones, técnicas y equipos son utilizados. Los ríos de clase V son abordados únicamente por expertos.